lunes, 24 de febrero de 2014

Punto de no retorno




La brisa erizó su piel, aún húmeda del último vuelo. En soledad era tan difícil controlar la altura. Se distraía fácilmente y terminaba en medio de las tempestades.  Miró los pies lastimados y supo que no había otra opción que intentarlo nuevamente. Ella no había nacido para caminar.  Esta vez su compañero estaba de espaldas al abismo porque decía que de esa forma le daría menos miedo.

— ¿Estás seguro?— le gritó haciendo un tubo con las manos, para que la oyera a pesar de la distancia.
—Jamás lo estaré, cariño—respondió él riendo— ¡Venga, corre!


Ella sintió la hiel amarga del pánico en la boca y echó a correr antes que el ayer le apresara los tobillos. Intentarlo hasta aprender, o morir.

Image and video hosting by TinyPic

4 comentarios:

  1. Buena manera de empezar la semana Lunática, batiéndose en duelo con el pasado y saltando hacia la incertidumbre. Abrazuco de los míos desde Villa de Rayuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "No se ha escrito nada de los cobardes" jajajaja Gracias por visitarme, hechicera. Un abrazo en esta semana de pequeñas historias

      Eliminar
  2. Hola, Lorena. En verdad, el sentido metafórico de este corto me da un pellizco en el estómago. Es la sensación del abismo, como en esos sueños en los que de repente vas en sentido contrario y no puedes abrir los ojos, y entonces te despiertas y queda la angustia atrapada en tu garganta, mientras miras las cortinas de la habitación en el silencio más opaco. Un relato dirigido a la parte más inconsciente y real del lector. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La angustia que a veces dejan los sueños, tan bien descrita en tu comentario que ya me has regalado un micro de tu autoría. ¿Te he dicho lo mucho que me gusta verte por aquí? Porque me encanta. Un abrazo, José

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...